LOS RIESGOS OCULTOS EN EL TRADING por Albert Salvany

Que la clave para desarrollar una estrategia de trading exitosa está en el control del riesgo ya es algo muy sabido entre los traders que llevan un tiempo batallando en los mercados. Seguramente es uno de los aspectos del mercado que recorre más consenso y opiniones coincidentes.

Tener una estrategia que sea capaz de gestionar en todo momento el riesgo de pérdida no permitiendo que supere ciertos niveles nos garantiza dentro de la medida de lo posible, que un nivel de ganancia que genera la propia estrategia siempre va a ser superior. Esa es la clave básica para un sistema ganador: Esperanza Matemática Positiva.

La Esperanza Matemática Positiva nos calcula el rendimiento de una estrategia a largo plazo teniendo en cuenta su porcentaje de acierto y el volumen que es capaz de generar tanto de ganancias cómo de pérdidas

Aunque todos sabemos que esto no es una ciencia exacta, y que la peor racha de pérdidas está por venir, una gestión como ésta y un diseño a partir de estos parámetros intenta garantizar que en una situación de normalidad las ganancias del sistema son capaces de superar a las pérdidas que éste pueda generar.

EL RIESGO TANGIBLE RESPECTO AL RIESGO NO TANGIBLE

Pero aparte de estos datos que podemos manejar para poder ajustar nuestro riesgo, existen otros factores que tienen o pueden tener una importante influencia y que cuestan más de cuantificar. Esto no es motivo para no tenerlos en cuenta en nuestros cálculos de riesgo, dado que ignorarlos nos expondría a un riesgo mayor.

Podemos pensar que esto de lo que estamos hablando es muy subjetivo, pero nada más lejos de la realidad. No debemos pensar en si tener estos factores en cuenta, sino cómo lo vamos a hacer y que importancia le vamos a dar

En este artículo, vamos a hablar del más importante de estos factores: el tiempo

EL TIEMPO DE EXPOSICIÓN AL MERCADO

No caemos en la cuenta la mayoría de las veces, pero tener una posición abierta en el mercado tiene un riesgo implícito evidente. En el momento en el que mantienes una posición abierta, puede producirse cualquier evento que coloque tu saldo de la operación en negativo. A veces serán movimientos de corto alcance, otras no serán así y nos podemos encontrar en situaciones complejas.

Un claro ejemplo de esto sucedió la semana pasada:

El gobernador del Bank of England, Mark Carney daba una conferencia en un club de Economía de New York sobre política monetaria. Las declaraciones que hizo mostrando su preocupación evidente por el proceso de BREXIT provocaron una fuerte sacudida en el mercado de divisas. EL giro del sentimiento de mercado fue de 180 grados y a más de uno lo pilló a contrapié.

Nosotros tuvimos una afectación parcial, porque teníamos una operación abierta que ya estaba la mitad cerrada al conseguir uno de sus objetivos. Uno de los motivos por los cuáles utilizamos cierres parciales es por que tenemos el tiempo de exposición a mercado considerado como un factor de riesgo. Un factor de riesgo nada despreciable cuando hablamos del mercado de Divisas, tan influido por las noticias macro.

El hecho de tener esta política de Gestión Monetaria nos permitió que el impacto negativo de esta noticia sobre nuestras posiciones fuera sensiblemente menor. Tenemos otras alternativas para gestionar este riesgo de exposición. Nosotros utilizamos dos técnicas en concreto:

  • Cierres parciales de posiciones ante la realización de objetivos de beneficio
  • Cierre de posiciones si pasado un tiempo prudencial no alcanzan ciertos precios objetivo

Podemos implementar quizás otro tipo de técnicas, pero se hace muy necesario incluir este factor en nuestra Gestión Monetaria para intentar reducir el impacto de posibles movimientos inesperados, un riesgo difícilmente calculable, pero que no por ello no es real.

Albert Salvany.