Los Mercados No Siempre Suben por Albert Salvany

¡Sorpresa! Los mercados no siempre suben

Esta semana pasada hemos visto como los mercados de criptoactivos estaban en el centro de atención y eran el foco mediático por varias noticias desfavorables. Su aparición de forma consecutiva provocaba un descenso generalizado que llegaba a colocar al mercado en su totalidad a casi un 60% de distancia de sus máximos históricos.

Puede parecer una situación inédita hasta ahora, pero no es así. Este hecho es el que no se han olvidado de recordar los detractores de los criptoactivos alegando motivos como la volatilidad, la alta posibilidad de manipulación y en general, la alta incertidumbre que reflejan los precios de los criptoactivos. (obviaremos por ahora si estas causas no siguen estando bien presentes en el resto de mercados).

Aunque pueda parecer lo contrario, nuestro post de hoy no va a hablar de criptomonedas. El episodio que acabamos de relatar no es propio ni exclusivo del universo de criptoactivos, sino que es implícito en los mercados financieros. Forma parte de su estructura y lo podemos ver repetido en multitud de ocasiones.

Muchas veces creo que es difícil encontrar en la vida algo más corto que la memoria del inversor. El inversor es un ser que tiene una capacidad asombrosa para olvidar los periodos de caídas cuando el precio sube y hacer lo mismo con los periodos de subidas cuando el precio baja. Es otra forma de denominar la falta de perspectiva.

Y sin duda creo que esto es lo que estamos viviendo precisamente con este episodio. Es como mínimo chocante ver como, desde a simples inversores como a profesionales del sector, despliegan rápidamente su catálogo de agravios ante las caídas vividas en apenas dos jornadas.

Como he dicho, la memoria es corta, y parece que olvidamos las jornadas negras de Septiembre de 2008 con unos mercados cayendo a plomo, o los descensos en plena crisis punto com, o el momento en que incluso el petróleo tuvo precios negativos.

Es evidente que todos y cada uno de ellos pueden calificarse de episodios excepcionales, un marco que podemos utilizar también sin dudarlo para el nuevo criptomercado, en el que también hay situaciones excepcionales.

La resistencia al cambio

Sin duda el proceso que experimenta un trader en estos momentos es digno de estudio, y la preparación a la que haya sometido anteriormente a su estrategia es la única garantía que tiene de salir lo menos dañado posible del episodio.

Warren Buffet para esto tiene un frase que es plenamente descriptiva:

Sólo cuando baja la marea se ve quién se está bañando con o sin bañador

Y es que estos momentos ponen en evidencia quién ha gestionado bien sus riesgos y quién no. Sin duda, el gran impacto en el mercado de criptoactivos con pronunciados descensos seguro que está relacionado en mayor parte con la reducción a cero de múltiples cuentas debido al alto grado de apalancamiento.

El apalancamiento financiero es una gran herramienta, que en las manos adecuadas puede ser muy útil, pero será mortal para tu cuenta de trading si no haces un uso adecuado de la misma.

Podemos achacar la situación a la inconsciencia y baja percepción del riesgo de unos inversores que entran a un mercado fuertemente alcista, precisamente, por la inexperienceia o corta memoria del inversor que hemos comentado. Pero cuidado, por que creo que nos equivocamos si llegamos a pensar que en el momento que veamos algo parecido en los mercados tradicionales no veremos una sangría parecida debido a un síntoma de tener una percepción del riesgo en franco descenso, después de años de impulso alcista.

Creo que esta es una reflexión que deberíamos hacernos y extraer conclusiones interesantes con una máxima:

Por muy bien que funcione el mercado, tu estrategia de control del riesgo tiene que estar
diseñada para soportar la peor situación bajista, incluso la que no se ha producido aun

Sólo así, saldremos más o menos indemnes de la próxima caída… que llegará. El lector no debe dudar de este hecho. Como siempre la pregunta que queda en el aire y sin respuesta es…

¿Cuándo?

‘Felicidades’ a los que esta semana se han sacado el master de Gestión del Riesgo sudando sangre, muchas veces creo que es la única forma de aprender de verdad. Pero espero que tanto ellos como los más experimentados, en la próxima ocasión hayan conseguido alargar su memoria de inversor.

 

Albert Salvany

Abrir chat