La fuerza del dólar se sigue imponiendo por Albert Salvany

En el artículo de esta semana vamos a comentar un poco el estado actual del mercado. Sin duda la atención sigue centrada en las políticas monetarias de los bancos centrales. No en vano, la evolución económica y de los mercados en los últimos años está directamente vinculada a través de la intervención directa en la liquidez a través de las diversas medidas que se han aplicado de forma más o menos continuada desde la crisis del 2008.

Después de la crisis financiera, y sin casi darnos tiempo de respirar, nos enfrentamos a un nuevo reto: una pandemia global y sus efectos en la economía mundial. Esta ha sido una situación complicada, básicamente por que la situación del mercado era más que precaria y las medidas que eran posibles a adoptar se restringían a prolongar estas medidas extraordinarias, dado que las políticas convencionales eran completamente inoperativas con unos niveles de tipos de interés, prácticamente al 0%.

 

 Powell reconoce el escenario actual de inflación

Esta semana pasada teníamos la reunión habitual de la Reserva Federal sobre política monetaria y la lectura que puede hacerse de las declaraciones de Powell pone de manifiesto que los datos de inflación en ascenso que estábamos viendo en los últimos meses realmente preocupan a la Reserva Federal.

Hemos visto intentos de minimizar la cuestión, pero ahora mismo, la propia FED asume la situación y empieza a modular y adaptar su política monetaria.

Nos enfrentamos a un escenario de fuerte crecimiento, y paradójicamente esto puede llegar hasta ser un problema. Hay que gestionar esta situación, pero el escenario no es el mejor para ello.

La razón es que tenemos unos mercados  vigilados e intervenidos muy de cerca por los reguladores e inundados con un océano de liquidez. Precisamente la estrategia aplicada hasta ahora es la nota discordante en todo esto.

Ahora si, no se puede demorar, la decisión de cómo se van a retirar las medidas de estímulo. Llega el momento de la verdad.

No sabemos lo que va a suceder, ni las decisiones que se van a tomar. Lo que sí podemos ver es la primera reacción del mercado al respecto, y es lo que vamos a analizar seguidamente.

 

EURUSD. Volvemos por debajo de 1,20

Si hay un denominador común en el mercado, éste es el de fortalecimiento del dólar que ha resurgido como Ave Fénix. EL Dólar siempre vuelve, y esta no tenía porqué ser una ocasión distinta.

La semana pasada vino dominada por el movimiento bajista generado a partir de la conferencia de la FED que ha llevado al par por debajo del nivel de 1,20 y a volver a testear una importante zona de soporte en el largo plazo.

Esto pone en cuestión el ascenso del precio que al menos se situaba cómodamente por encima de este nivel psicológico de 1,20. Podemos ver de todas formas que esta es una zona importante ya que un poco más arriba tenemos los máximos de 2018, pero más allá de eso, el par no ha estado en zonas superiores desde antes de 2014

El primer impacto causado por la FED ya ha sido absorbido, veremos ahora como evoluciona el precio y si el dólar sigue fortaleciéndose.

 

GBPUSD. La recuperación frena en seco

La Libra venía de una tendencia claramente ascendente frente al USD desde los 1,16. Intentó superars la cota de os 1,43 en una ocasión anterior sin lograrlo, y este cambio de postura de la FED descarta este segundo intento como válido. En el horizonte espera en el 1,47 una importante zona de resistencia de largo plazo

 

AUDUSD. Perdiendo la zona de soporte

El fortalecimiento del USD también ha frenado en seco el ascenso del Aussie. El Dólar Australiano estaba en pleno proceso de consolidación de una zona del precio que hubiera podido ser muy interesante de cara a próximas alzas del par. La caída de esta semana, es la más importante del año, sin ningún tipo de dudas. Caída que la ha llevado a la primera zona de soporte importante, de cierta dimensión y cerca de las 0,75 unidades

 

XAUUSD. Alejándose de los 2.000

Esta reacción en el mercado desactiva un nuevo intento de escalada en el precio del Oro. La importancia de este descenso es muy grande, por que tenemos un fortalecimiento del dólar de forma tranversal, más allá de las divisas, y afectando incluso al activo refugio por excelencia. Eso puede indicar un criterio específico en la definición de este movimiento en el mercado: El dólar vuelve a ganar peso como centro del sistema

El Oro pierde una zona importante de soporte en los 1.800 USD y no sería de extrañar que lo viéramos atacando mínimos anuales

 

CONCLUSIONES

Las conclusiones son difíciles de extraer de forma tan prematura. Pero hay algo muy importante que debemos tener en cuenta sin caer en alarmismos

Estamos viendo un movimiento del mercado que sucede justo antes de que se produzcan importantes caídas

Esta es una realidad, aunque es cierto que hay que poner las cosas en contexto, pero siempre hay que estar vigilantes. Este fortalecimiento del USD y el debilitamiento de otros activos e indicadores de mercado muchas veces es el preludio de grandes caídas. Históricamente ha sido así. Ahora toca comprobar si este movimiento continúa, o se ajusta simplemente a una reacción del mercado ante las palabras de Jerome Powell.

 

De entrada, parece que los mercados han distribuido ya la caída originada por la rueda de prensa de la FED y que esto no llegará a mayores, pero es evidente que este posicionamiento por parte de la Reserva Federal, añade incertidumbre al mercado y ésta precisamente es una de las cosas que no se digieren bien por parte de los inversores.

Ahora es momento de seguir los precios de cerca, sin duda.

 

Albert Salvany

Abrir chat