LECTURA RECOMENDADA: “UN HOMBRE PARA TODOS LOS MERCADOS” DE EDWARD THORP

Esta semana vamos a cambiar el registro habitual de nuestros artículos y vamos a recomendaros un libro, en la que esperamos sea la primera de muchas recomendaciones en el futuro. Los libros que iremos comentando versarán en torno a la temática de la inversión, enfocándonos en los métodos cuantitativos o sistemáticos, que son los que a nosotros más nos interesan.

El primer libro del que queremos hablar es la autobiografía de Edward Thorp, “Un hombre para todos los mercados”. Todos aquellos que no lo conozcan, descubrirán en su interior la vida de un personaje fascinante.

En su autobiografía Ed Thorp, un brillante doctor en matemáticas nos explica multitud de historias interesantes, como la que desarrolla la investigación que llevó a cabo para lograr encontrar ineficiencias en diferentes juegos de azar. Con esta investigación fue capaz de elaborar métodos para vencer a la banca y que a su vez le condujo a la publicación del libro superventas “Beat the Dealer”. En este libro, Thorp detalla cómo es posible vencer al blackjack contando las cartas de la baraja y que, para su elaboración, además de sus amplios conocimientos en estadística y matemáticas, contó con la ayuda del ordenador IBM 704. Del mismo modo, nos cuenta sus aventuras a la hora de poner el método en práctica y como consiguieron varios compañeros y él, ganar en el juego en multitud de casinos de los EE. UU.

Como podréis comprobar, el blackjack no fue el único juego de azar en el que consiguió descubrir ineficiencias que le proporcionaran ventaja frente a la banca, en “Un hombre para todos los mercados” también nos explica cómo fue capaz de elaborar un sistema para ganar a la ruleta y como para su realización, diseñó y utilizó el que ha sido considerado el primer ordenador portátil de la historia.

Continuando con su búsqueda de ineficiencias, decidió poner toda su atención en el que es considerado el mayor casino del mundo, los mercados financieros. De este modo, a finales de los años 60, decidió iniciar una larga y exitosa carrera como gestor de fondos.

Entre otras historias, nos explica como descubrió diversas fórmulas para valorar ineficiencias en la formación de precios de diversos activos y como una de ellas resultó ser la fórmula descubierta por Myrion Scholes y Fisher Black, por la que Scholes fue galardonado con el premio Nobel de Economía. Ed Thorpe, con buen criterio o no, esta interpretación se la dejamos al lector, en lugar de publicar sus descubrimientos, decidió utilizarlos para vencer ampliamente a los mercados, obteniendo para sus inversores un retorno de más del 20% anualizado durante más de 30 años. Además, en su primer Hedge Fund, Princeton Newport Partners, únicamente acumuló pérdidas en 3 meses del total de los 19 años en los que el fondo estuvo a su mando.

Historias como la de Ed Thorp nos permiten descubrir la posibilidad de encontrar ineficiencias en los mercados financieros de las que beneficiarse para obtener rentabilidades notables. Aunque su elaboración pueda convertirse en una labor titánica.

 

Alberto Barea