La importancia de la Diversificación por Sergi Sánchez

Esta semana rescatamos un artículo de Sergi Sánchez publicado en la revista Tarder Secrets en Febrero 2015, en el que nos habla de la diversificación y de su importancia en todas nuestras inversiones.

Muy interesante, ¡No te lo pierdas!

Voy a escribiros sobre un aspecto general del trading, o mejor dicho, que debería ser general. Esto es, de obligado cumplimiento no solo en el trading algorítmico si no también en el discrecional. Aunque en realidad es mucho más aplicado en el algorítmico, ya que siempre Back-Testeamos nuestros modelos antes de operarlos en live, lo que nos permite obtener unas expectativas de riesgo más realistas para el futuro, siempre y cuando hagamos bien nuestro trabajo.

El riesgo sí, el riesgo. Oímos hablar del riesgo continuamente, pero lamentablemente muchos traders operan con un nivel de riesgo demasiado alto, es decir, con una probabilidad de ruina muy alta. Demasiados traders operan pensando en exceso en la rentabilidad sin tener en cuenta el riesgo. La rentabilidad siempre es desconocida mientras que el riesgo puede ser conocido o, cuanto menos, mucho más conocido que la rentabilidad.

Lo ocurrido el 15 de enero 2015 con el Franco Suizo lo puso de manifiesto. Y lo peor de todo, no solo muchos traders operan con niveles de riesgo excesivos, si no que algunos brókeres también lo hacen.

Seguro que ya habéis oído y leído mucho sobre lo que ocurrió y, en todo caso, como una imagen vale más que mil palabras, que hable el Chart 1.

Chart 1: EURCHF en candle de 30 minutos

La decisión del Banco Central Suizo (SNB) de dejar fluctuar libremente el Franco Suizo frente al Euro, tras haber defendido a capa y espada durante años el nivel de 1.20, provocó un gap a la baja de un 14% aproximadamente, es decir, abrió en 1.04, aunque no olvidemos que el Forex es un mercado OTC, así que depende del bróker. Un gap que evitó que los stops se ejecutaran en muchas cuentas, ya que si no hay mercado, si no hay cotizaciones, los stops no se pueden ejecutar. Lo ocurrido es equivalente a que el mercado hubiera cerrado un día en 1.20 y hubiera abierto al día siguiente en 1.04.

Este hecho arruinó a muchos traders y también a algún bróker. Un evento que, en mi opinión, no es un cisne negro, gris a lo sumo. Un cisne negro es un evento altamente improbable y de elevado impacto, y este suceso solo cumple el último de los dos criterios. ¿O es que creemos que es altamente improbable que el SNB abandone su política de cambio mínimo? No me lo parece, ciertamente, algún día tenía que ocurrir.

¿Y cómo controlamos el riesgo? Mediante el uso de stops, controlando la exposición al mercado y diversificando nuestras posiciones. Y los tres elementos a nivel de posición y a nivel de cartera. Jamás hay que omitir este control, por más clara que sea la posición, por más seguros que estemos sobre el trade. Nunca.

Una conocida regla de Money Management recomienda no arriesgar más del 2% de nuestra cuenta en cada posición. Este método es en realidad el conocido Fixed Risk o Fixed Fractional, usando en esta ocasión una f del 2%.

En el caso que nos ocupa, si hubiéramos arriesgado un 2% de nuestra cuenta en esta posición, asumiendo que hemos comprado a 1.21 y que nuestro stop es 1.18, incluso finalmente cerrando a 1.03, nuestra pérdida hubiera sido del 12% si hubiéramos arriesgado solo el 2% de nuestra cuenta. Una gran pérdida por supuesto, muy superior al 2% previsto, pero nada que ver con la ruina.

Por tanto, si el trader hubiera controlado el riesgo, solo habría perdido dinero, tal vez mucho dinero, pero no se hubiera arruinado. Lamentablemente hay casos de auténtico drama, personas que deben al bróker cantidades enormes de dinero, mucho más que el dinero que tenían en la cuenta, ya que con el apalancamiento la pérdida puede ser superior al 100%, muy superior.

Se puede alegar que el SNB ha actuado con cierta irresponsabilidad al no preparar al mercado para esta decisión, se puede alegar que es muy poco probable que los stops no puedan ejecutarse, y estando de acuerdo en estas dos afirmaciones, ninguna de ellas exime la ineludible responsabilidad que tiene el trader de controlar el riesgo.

Nótese que con esta regla usamos dos de los elementos de control del riesgo, stop y exposición. Todavía queda la diversificación, lo que la jerga popular define como “no poner todos los huevos en el mismo cesto”. Aclaro que la diversificación puede ser por estrategia y/o por activo. Combinar las dos es lo deseable pero si no es posible, cualquiera de ellas aporta diversificación, siendo preferible la diversificación por estrategia, usando estrategias con baja correlación entre sí.

Para mostrar lo beneficiosa que resulta la diversificación vamos a usar un caso real, una cuenta que operó todo este 2014 con una cartera de 8 sistemas en 8 activos distintos. Son datos de operativa real netos de comisiones:

Fijaros sobre todo en el mes de octubre (fila resaltada en la tabla). El sistema que operó sobre el NASDAQ (NQ) APOLO, tuvo un mes realmente nefasto, perdió más de -10.000$. Fue el peor resultado mensual de todo el año. También el sistema sobre el S&P 500 (ES) tuvo su peor mes, perdió algo más de -5.000$. Los dos sistemas que operaban sobre bolsa perdieron mucho dinero. Sin embargo, octubre acabo en positivo, ganamos algo más de 1.700$. En noviembre, en cambio, la cartera tuvo su peor mes de todo el año, perdió más de 5.000$ y justamente en este mes, APOLO consiguió ganar más de 2.000$.

Esto es diversificación. ¿Qué hubiera ocurrido si toda la cartera hubiera estado invertida en APOLO en octubre? La ruina. Por ponerla en contexto, esa pérdida equivale a un 14% medido sobre el valor nominal del futuro. Un dineral… pero octubre acabó en positivo gracias a las otras estrategias que consiguieron compensar ese nefasto mes de APOLO.

El mercado es duro y tristemente hay lecciones que solo aprendemos cuando nos provocan un sufrimiento extremo. Si eres una/o de los afectadas/os, espero sinceramente que el desastre no haya sido irreparable y que todo esto te sirva para aprender esta difícil lección.

No lo olvides. Nosotros somos los únicos responsables de nuestras pérdidas y debemos operar pensando en que, cosas como la que ha ocurrido con el Franco Suizo, incluso peores, ocurren en el mercado. Ni es culpa del SNB, ni es culpa de Murphy, ni por supuesto es mala suerte. Sencillamente no controlaste el riesgo adecuadamente y es nuestra obligación hacerlo.

¡Good Trading! Y tengan cuidado ahí fuera.

 

Sergi Sanchez