EL MOTIVO DEL NUEVO CRASH DEL MERCADO CRIPTO por Albert Salvany

Me vais a permitir que en este nuevo artículo para Sersan Sistemas os hable de algo que está sucediendo en el mercado de ahora mismo, pero en el mercado de criptoactivos. Además del riesgo de impacto en el mercado tradicional por ciertos puntos de fricción, creo que el introduciéndose en este mercado puede ser una práctica interesante para cualquier inversor, por que la velocidad de penetración y de adopción de estos activos va a aumentar mucho en un reducido periodo de tiempo.

Wild West

Sin  duda, si hemos de achacarle algo a un mercado tan joven como el de criptoactivos es la falta de regulación. Creo que se está demostrando cada vez más que es el auténtico talón de Aquiles. El agujero por el que se cuelan proyectos que desarrollan prácticas que acaban en desastre.

Pero creo que, incluso en estos momentos hay que hacer una reflexión profunda sobre el mercado y ser capaces de ver que incluso en estos proyectos, no hay nada malvado ni diabólico, y que muchos de ellos han hecho cosas muy bien, aunque una parte de sus prácticas haya sido absolutamente desastrosa y haya acabado con ellos.

En un mercado nuevo, donde lo primero es copar una cuota de usuarios, parece que todo vale. Y esto ha pasado especialmente con los exchanges, o el equivalente a los brokers en mercado tradicional. Unos exchanges nacidos en un entorno completamente desrregulado y que han podido montar estructuras a su antojo para captar capital, diseñar estrategias de monetización y rentabilidad del negocio sin atender a restricciones derivadas de la gestión de capital ajeno.

Éste es el escenario con el que nos hemos encontrado, provocado por estar en un mercado acabado de nacer, pero que con el crecimiento que está experimentando es capaz de convertirse en un peligro sistémico y exige medidas urgentes para impedir cierto tipo de prácticas y establecer una regulación al uso de estas entidades. Por que, si no, entre otras cosas nos podríamos encontrar ejemplos de competencia desleal con actores del mismo perfil en mercado tradicional sujetos a reglas y controles.

Al igual que el Salvaje Oeste, esto tiene que terminar, y estoy seguro de que lo hará.

La función de los exchanges

Es paradójico que a estas alturas tengamos que recordar estas cosas, pero lo vamos a hacer. Un Exchange en el argot cripto, es lo que conocemos por una casa de cambio. Es decir, un lugar en donde acudes con un activo para cambiarlo por otro, así de simple. Una función que podríamos asimilar en cierta manera con los brokers, porque el Exchange, en teoría, debería hacer las funciones de un simple intermediario en las transacciones y las de custodio en los fondos.

El problema viene cuando se descubre que hay una extralimitación en las funciones, y un uso no adecuado de fondos de usuarios para otros menesteres.

Esto ha sido lo que ha pasado durante estos días.

La estrategia de FTX en entredicho

FTX es el segundo mayor Exchange del ecosistema por volumen de transacciones. Y debido a una serie de acontecimientos ha visto como sufría una importante retirada de fondos de muchos usuarios.

La tensión ha llegado a un punto en el cual se ha cerrado la operativa de retiro dejando fondos bloqueados. Se afirma que hay un agujero financiero que podría llegar a los 8.000 millones de USD.

Y la pregunta que debemos hacernos es:

¿Cómo puede ser que suceda esto si FTX es sólo un intermediario?

El Exchange no tiene que hacer nada con nuestro dinero. Es más, los fondos han de estar completamente segregados de los fondos propios del Exchange y sólo pueden ser utilizados para operaciones solicitadas por el cliente.

Pero aquí no acaba la historia…

Sam Bankman, el fundador de FTX, también tiene intereses importantes en Alameda Research, un fondo de inversión en criptoactivos. Y el problema principal que podemos ver aquí lo podríamos calificar de soberbia.

La descentralización te permite crear moneda de la nada, prácticamente, y eso es un caramelo demasiado apetecible para escalar ciertas prácticas sin control. FTX emitió tokens nativos propios (FTT), que luego se utilizaron como colateral en inversiones de Alameda Research.

La pregunta directa es…. Qué valor tienen esos tokens de FTT. El token de FTT es un token de utilidad, es decir, que no representa un valor intrínseco, sino que su valor viene generado por el uso al que es sometido y la demanda de transacciones.

En una situación de estrés como ésta ha quedado demostrado que la utilidad del token era cercana a cero y que sólo adquiría valor por las transacciones efectuadas desde FTX e incentivadas por este.

Llegados a este punto, es Alameda Research la que tiene un problema, por que dispone de un colateral que su valor es como mínimo, muy volátil, por tanto, no puede cumplir las funciones encomendadas de respaldo.

Las lecciones del caso FTX

La tormenta pasará, y el sistema se recuperará, estoy convencido. Y además se aprenderá una lección muy importante, sobre todo a nivel de mercado. La calidad de la colateralización es básica, incluso iría más allá hablando de estabilidad del precio de ese activo.

Como último he de destacar la potente irracionalidad del mercado en momentos como éste, algo que no debería sorprendernos como traders, y que siempre se acaba repitiendo.

Toda esta situación viene provocada por las prácticas en un Exchange centralizado….

Entonces…

Por que proyectos descentralizados con una estructura y filosofía que hacen imposibles este tipo de prácticas reciben un castigo tan severo o superior que los activos afectados?

Creo que es una pregunta que deberíamos hacernos como inversores.

 

Albert Salvany.