EL BITCOIN VIENE PARA QUEDARSE por Albert Salvany

Hace pocos días, recibía por redes sociales una referencia a una noticia de Bloomberg y al consultarla me encontré esta curiosa estadística que mostraba la web líder de noticias financieras.

En ella pueden verse las referencias a las tres noticias más leídas en ese momento en la web, y claramente podemos extraer un denominador común entre todas ellas:

Todas hablaban de criptomonedas

Y es que evidentemente las criptomonedas han pasado de ser unos activos marginales a tener un impacto más importante en el mercado. Aunque en este aspecto aún les queda mucho camino por recorrer, este suceso que estaba contemplando me invitó a una reflexión.

Las criptomonedas han venido para quedarse

Si, sé que ésta es una frase muy sufrida y utilizada, pero no deja de tener un trasfondo de verdad. Verdad que queda más evidente aún al observar la ‘penetración’ de estos activos en el mundo financiero, tanto a nivel de noticias y difusión como en el aspecto de Gestión de Activos, éste último en mucha menor medida, por ahora.

Y creo que es importante esta última matización: el ‘por ahora’ cobra todo el sentido cuando estamos viendo ésta fuerte divergencia de comportamiento y rentabilidad entre estos activos y el resto.

Es verdad que en el mundo de la Gestión de Activos existen muchas más variables y parámetros a valorar a parte de la rentabilidad de un sistema o estrategia, pero también es igual de cierto que la presión ‘mediática’ o por parte de los consumidores de estos productos va in crescendo viendo el comportamiento tan espectacular de estos activos.

Si bien con todas las precauciones que hay que considerar a la hora de hacer una nueva inversión, incorporar criptoactivos en una cartera actualmente tiene una interesante prima en cuanto a rentabilidad se refiere si se consigue modular el riesgo de forma conveniente.

Creo que esa es la visión que tendría que tener cualquier profesional del sector, la de librarse de prejuicios por un lado y euforias por otro, aprovechando al máximo el margen que dejen disponible las correspondientes disposiciones regulatorias como un hecho necesario e inevitable.

Definitivamente, si las criptomonedas, ha venido para quedarse. Siendo el Bitcoin la principal y la que acumula más volumen, és lógico que sea la primera que entre en el radar de los gestores de activos.

Pero… ¿qué es lo que hace al Bitcoin tan especial?

Creo que hay un concepto fundamental que debemos tener claro a la hora de valorar este activo: y es el de su masa monetaria limitada.

Ya sabemos de antemano el volumen que va a existir de la moneda. 21 millones de unidades… pero no sólo eso: sabemos también el ritmo al que se va a ir creando esas monedas hasta llegar a su techo. Por tanto, una de las principales variables que caracterizan a las divisas en el mercado FIAT, como es el de la masa monetaria aquí no es tal: pasa a ser una constante.

Eso, bajo mi punto de vista hace que el Bitcoin pueda tener más puntos en común con una commodity que no con una divisa. Quizás este aspecto cambiará con la adopción masiva, si es que se produce, y el rol de divisa será el preponderante, pero en estos momentos, creo que esta característica de escasez, está siendo un importante factor a tener en cuenta.

Esto le hace ser un activo especialmente valorado, y el mundo FIAT o tradicional podemos buscar analogías, la más evidente con el Oro. Y llegamos al final del camino. EL oro es una pieza muy importante en los mercados. Lo ha sido siempre y lo sigue siendo, precisamente por esta característica de escasez.

Esa escasez es la que han perdido y están perdiendo a pasos agigantados las divisas convencionales., y eso debería intranquilizar a más de uno.

Evidentemente esto tiene que tener un efecto en el mercado, y hasta día de hoy no había alternativa. Ahora parece que esa alternativa empieza a tomar cuerpo con el Bitcoin y las criptomonedas.

¿Cómo podemos ver los efectos de esa escasez? Pues efectivamente ante un aumento de la demanda, el precio del activo tiene una fuerte tendencia alcista. Y es exactamente lo que ha pasado en el último tramo de este 2020 dando lugar a un fuerte impulso alcista que ha llevado a la criptomoneda a marcar nuevos máximos históricos.

Las sucesivas publicaciones de fuertes inversores entrando en Bitcoin suman una cantidad de dinero en el caso de poder confirmarla en la noticia, que es un 113,76% superior a los nuevos Bitcoins acuñados durante ese periodo. EL cocktail está servido.

El parecer un activo alcista completamente ajeno a lo que ocurra en los mercados ha hecho que empiece a sonar como activo refugio por su fuerte descorrelación.

Mientras… qué ha hecho el Oro?

Pues salvando las distancias, hemos visto como durante estos últimos 12 meses el Oro subia un 27,31%, mientras que tenemos un 310,94% de ganancia para Bitcoin, aunque la inmensa parte de ella concentrada en el último trimestre.

Dejando aparte la diferencia de porecentaje, en la que pueden influir varios factores, (volatilidad, madurez del mercado…) si que es cierto que hemos visto evoluciones parecidas en ambos activos.

¿Quiere esto decir que podemos empezar a pensar en Bitcoin como el nuevo activo refugio?

Pues creo que es una gran pregunta, que a día de hoy no tiene aun respuesta. Pero si tenemos varios factores que inducen a pensar que podría ser así en un futuro próximo:

  • Por tener su masa monetaria limitada
  • Por su descorrelación

Veremos si este último factor varía con su adopción masiva, si esta se produce. En caso contrario podríamos estar ante un nuevo activo refugio en el mercado.

 

Albert Salvany

Abrir chat