DE HALT EN HALT por Alberto Barea

Después de unas semanas en las que los acontecimientos sanitarios, políticos y económicos han desbordado a todo el mundo, se ha iniciado un periodo en el que los mercados financieros han incrementado enormemente su volatilidad. De modo que las caídas históricas y los rebotes a golpe de rescate económico han provocado múltiples paradas de cotización (halts) en las últimas semanas.

La tibieza inicial de multitud de Gobiernos en la aplicación de medidas preventivas para ralentizar la expansión del Covid-19 a lo largo y ancho del globo terráqueo, ha propiciado que todo se haya descontrolado enormemente, llegando hasta las duras medidas de confinamiento como las que estamos viviendo y que muy probablemente provocarán daños económicos severos.

Como no puede ser menos, este incremento a gran velocidad de la volatilidad de los mercados financieros también ha afectado a la propia volatilidad de nuestro Darwin SYO, que ha crecido enormemente. Como todos vosotros sabéis, SYO opera actualmente los CFDs del Nasdaq y del Oro, con lo cual cada operación abierta en uno de ellos ha incrementado su rango en gran medida.

Debido a esto, nosotros también hemos tomado medidas para reducir la volatilidad de SYO, disminuyendo el tamaño de las posiciones tomadas para frenar su reactividad. Como habréis podido percibir durante las últimas sesiones, SYO se mueve en menor rango de lo que lo estaba haciendo las semanas anteriores cuando comenzó a dispararse la volatilidad. Es cierto, que funcionan mejor nuestros sistemas con volatilidades más altas que las soportadas durante la segunda mitad del año 2019, pero el incremento ha sido tan rápido que hemos creído necesario reducirla.

Por otra parte, nos gustaría hacer una reflexión acerca del trading hecho sobre los Darwins en un mercado como el actual. Un Darwin es un vehículo que adapta la operativa de una cuenta subyacente, es decir, a través de un motor de riesgo adapta las posiciones tomadas en una cuenta. De este modo, cuando un inversor entra en un Darwin, su propia cuenta replica la apertura de las posiciones que éste mantiene, una vez aplicada la adaptación de su tamaño mediante el motor de riesgo de Darwinex. Si se da la circunstancia que entramos o salimos en momentos inadecuados de mercado, como puede ser el momento en el que el mercado está parado en un halt, podemos incurrir en divergencias muy grandes a la hora de montar o desmontar nuestra posición. Por esta razón, recomendamos a los inversores que no entren y salgan continuamente de un Darwin haciendo trading sobre él, ya que al aumentar la frecuencia de entradas y salidas incrementan el riesgo de incurrir en pérdidas notables producidas por divergencia.

Finalmente nos gustaría dar ánimos a todos aquellos que lo están pasando mal y mandarles mucha fuerza desde nuestro propio encierro.

Alberto Barea

20 de marzo de 2020