CÓMO CALCULAR NUESTROS STOPS por Albert Salvany

Uno de los primeros planteamientos que un trader debe hacerse en el momento de empezar a desarrollar una estrategia, es cómo va a gestionar su riesgo. Esto se refleja en el sistema de cálculo de nuestros niveles de stop la mayoría de las veces.

Existen diferentes estrategias para diseñar nuestro sistema de Gestión Monetaria, que abarca otros aspectos. Pero hoy vamos a centrarnos en cómo podemos calcular nuestros niveles de stop.

El diseño de nuestro cálculo de niveles de stop debe perseguir unos objetivos claros:

  • Perder siempre el mínimo posible
  • Permitir aprovechar los movimientos de largo recorrido del precio

La demostración que el planteamiento que normalmente se realiza por parte del trader es buscar una distancia óptima al nivel de stop desde el precio de apertura que sea fija, constante y aplicable en todos los casos y esto acaba convirtiéndose en un “Santo Grial” añadido a la búsqueda del indicador definitivo demasiadas veces. Desgraciadamente este sistema tiene muchos puntos débiles y acaba por no dar los resultados esperados, unas veces por exceso y otras por defecto. Unas veces nos saltará el stop y luego el precio seguirá en la dirección correcta perdiéndonos el recorrido, y otras no saltará nuestro stop hasta zonas muy alejadas dejándonos pérdidas importantes. El resultado que arroja invita a pensar que es imposible conseguir un nivel correcto y refuerza el pensamiento de que no se puede tener éxito en el trading.

En muchas ocasiones la historia finaliza aquí, en este punto, con un sentimiento claro de derrota. Pero debemos tener en cuenta que dentro de este resultado frustrante se halla la respuesta: No existe un valor correcto. Eso es cierto, y deberíamos matizarlo porque el único problema es que el valor correcto no siempre es el mismo. Existen factores que alteran esa “distancia ideal” en cada momento y esto complica enormemente la operativa, no hay duda.

Por tanto, debemos buscar un procedimiento que nos permita analizar el mercado y determinar el nivel óptimo de stop en cada situación. Ahora que ya tenemos claro que este nivel, esta distancia, no va a ser constante ya hemos dado un paso fundamental. Encontrar esta respuesta puede ser un trabajo complicado y puede tener diferentes soluciones. Nosotros os podemos aportar las conclusiones a las que hemos llegado, desarrollando un sistema que nos permite definir nuestros stops en función del sentimiento de mercado en cada momento. La respuesta está en la volatilidad.

DETERMINAR LOS STOPS EN FUNCIÓN DE LA VOLATILIDAD PERMITE QUE SE ADAPTEN AL MERCADO.

La volatilidad de los mercados nos está indicando en cada momento el desplazamiento de precio más importante en un periodo determinado, y este umbral es una excelente referencia según nuestra experiencia para calcular nuestros niveles de stop. El motivo es claro: Niveles de precio fuera de ese umbral indican situaciones estadísticamente muy significativas, por tanto,C es el lugar idóneo para colocar nuestra red de seguridad.

Este concepto nos permite aplicar stops cortos en situaciones de muy baja volatilidad y stops más largos en momentos de mucha volatilidad. En este segundo caso, posteriormente validaremos si el riesgo asumido por ese stop es aceptable para nuestra Gestión Monetaria.

Teniendo los valores de stop como valores variables nos permite acercarnos a los dos objetivos mencionados anteriormente, y tener siempre nuestro nivel de riesgo adaptado en proporción al mercado sobre el que está trabajando.

CÁLCULO EN FUNCIÓN DE LA VOLATILIDAD. APLICACIONES PRÁCTICAS.

Ahora que ya hemos desarrollado el concepto teórico, tenemos que ver cómo conseguimos trasladar esto a nuestros sistemas. Lo primero que debemos hacer es calcular esa volatilidad, para lo cual tenemos varias opciones. Pero vayamos a lo más sencillo:

  • Si calculamos la diferencia entre el máximo y mínimo precio alcanzado de un periodo determinado, este puede ser un buen indicador a comparar con periodos parecidos sucedidos anteriormente

Como podéis ver, una simple resta nos puede dar un ratio mediante el cual comparar volatilidades en periodos distintos y extraer conclusiones de qué sentimiento de mercado tenemos en cada momento. Añadiéndolo a nuestro cálculo para los niveles de stop conseguiremos tener en cuenta este factor y nos permitirá ese ajuste dinámico de nuestro nivel de riesgo en función del mercado.

Albert Salvany