Bienvenida Volatilidad por Sersan Sistemas

Pues ya tenemos aquí la volatilidad, y tal y como hemos comentado siempre, los mercados volátiles son un escenario favorable para nuestra operativa.

La volatilidad es una medida de riesgo y simplificando mucho, podemos ejemplificarla con el rango que tienen las sesiones, su variación entre mínimos y máximos. Ayer 27 de febrero, el futuro del Nasdaq se movió nada más y nada menos que 418.5 puntos entre el máximo y el mínimo del día en horario regular. Eso equivale a 8370$ por contrato, que no es poco. Por poner contexto, el día que el Nasdaq hizo máximos históricos en horario regular, el 19 de febrero, tuvo un rango de 67.25 puntos o 1345$.

Esto no deja de ser una oportunidad, por supuesto. Que haya rango nos beneficia y será así con mucha probabilidad en el corto y medio plazo, pero también aumenta el riesgo y hace que los errores se paguen más caros. Cuando acertemos ganaremos más que antes, pero cuando fallemos perderemos más que antes. La historia nos demuestra que cuando hay volatilidad es cuando nos va mejor, pero también nos demuestra que en estos periodos solemos hacer los peores trades del histórico (y los mejores, obviamente) e incluso algún sistema puede hacer Draw Down récord, especialmente cuando la volatilidad se desmadra tanto como para empezar a ver cosas no vistas anteriormente.

Nuestra manera de actuar no es distinta, seguimos trabajando e incluso a nivel de inversores hemos aprovechado la caída para comprar. Recibimos muchas consultas y vemos que hay muchas entradas y salidas en SYO. Hay nervios. Esto es comprensible, pero los nervios no suelen ser buenos compañeros de viaje, pueden llevarnos a equivocarnos. Dos consejos para mitigarlos:

  1. Invierte de forma que duermas por la noche. Si las posiciones que tienes te quitan el sueño, no estás invirtiendo bien, revísalas.
  2. Una vez decidida tu cartera, déjala trabajar. No estés pendiente de ella cada día y mucho menos en el intradía. Los profesionales tenemos que hacerlo y sabemos gestionarlo, pero también sabemos que cuando el inversor menos experto está todo el día mirando el precio de sus inversiones, eso le lleva a cometer errores, como salir o entrar cuando no toca. En general, le lleva a sobreoperar. Decide tu cartera y olvídate de ella. Echa un vistazo el fin de semana a lo sumo, pero no más. Tu cabeza te lo agradecerá.

 

Sersan Sistemas

28 de febrero de 2020