¿QUÉ ES UN ETF? – Por Lluís Benguerel

Son fondos de inversión que tienen la particularidad de que cotizan en bolsa de valores, igual que una acción, pudiéndose comprar y vender a lo largo de una sesión al precio existente en cada momento sin necesidad de esperar al cierre del mercado para conocer el valor liquidativo al que se hace la suscripción/reembolso del mismo.

Siendo el producto estrella de los últimos años os contare las ventajas y los inconvenientes que
tienen este producto , así como los peligros y lo que pasó con ETF en la crisis del 2007 al 2009 en los mercados.

¿De dónde vienen los ETF y cuando surgieron?

En 1976, The Vanguard Group, la segunda mayor gestora del mundo introduce el primer fondo índice para inversores no institucionales, correlacionado con el S&P 500. En 1993 nace en E.E.U.U. el “Spider”, primer ETF sobre S&P 500. Hoy es el mayor del mundo con 43.300 Millones dólares bajo gestión. En la actualidad en E.E.U.U. hay más de 170 ETFs, con un patrimonio superior a $340.000 Mn dólares. Los ETFs representan más del 50% del volumen negociado en AMEX.

En los últimos años a partir de la mal llamada gestión ¨pasiva“ se han popularizado mucho más en nuestro país dicho producto pero como podemos observar llevan años en el mercado . El problema vendrá cuando veamos una corrección importante o una crisis en el mercado, entonces veremos si los inversores de estos productos son capaces de aguantar esas caídas.

La gran ventaja del producto es que te facilita la operativa al estar cotizando como una acción aunque el problema de los menos populares es que repliquen correctamente al subyacente , tenemos que recordad que también existen ETF de cortos ¨short¨ ( que tienden a valer 0) o apalancados tanto largos como cortos.

Como hemos comentado uno de los grandes problemas de los ETF es que repliquen correctamente su subyacente, por ejemplo los ETF que invierten en oro o materias primas llevan el riesgo de la contraparte. Esto significa que debe confiar en otra parte, conocida o no, para aprovechar la inversión. Con un ETF de oro, depende de, entre otras cosas, la capacidad de gestión, la estructura del fondo, la cadena de custodia, la integridad operacional, la supervisión reglamentaria y los protocolos de entrega (que sólo están disponibles para los accionistas muy grandes). Si alguno de ellos se descompone, su inversión está en riesgo.

El oro físico es un activo tangible. El oro en papel es un instrumento financiero.

Usted es dueño de un ETF pero no posee nada de oro.

Contrariamente a la opinión popular, GLD no compra y vende oro. Crea y redime acciones de
papel en la empresa. Estos se pasan a través de un grupo de creadores de mercado que los comercian en la Bolsa de Nueva York. Una cantidad correspondiente de lingotes físicos se deposita o se retira de la bóveda del fondo en Londres operado por su banquero amistoso de HSBC.

Eso significa que usted podría poseer acciones de GLD, pero usted no posee el metal.

Estos son los requisitos para recibir la entrega de oro de sus acciones de GLD.

Debe poseer al menos 100.000 acciones. Al precio actual de las acciones, eso es aproximadamente $12 millones.

La entrega es barras de 400 onzas solamente. No se puede optar por ningún otro tipo de producto o peso menor.

El beneficiario debe pagar todos los cargos de liquidación, gastos de entrega e impuestos.

El fondo se reserva el derecho de “liquidar en efectivo”. Incluso si cumple con todos los requisitos para la entrega, el fondo puede, por cualquier razón que considere necesaria, enviarle un cheque en lugar de un lingote.

Otros ETFs respaldados por lingotes funcionan de manera similar.

Obviamente, no están estructurados para que el accionista promedio tome la entrega de lingotes de oro.

Algunos fondos más pequeños permiten la entrega de tan poco como una onza, pero es muy
caro y la entrega no es rápido.

Y al igual que en el caso del oro que os conté, sucede lo mismos con las otras materias primas y metales preciosos.

Cual fue el gran problema en el caso de los ETF replican índices y que vivimos en 2009 con horquillas superiores entre el precio de compra y de venta del 80 %.

Cuando se desató la tormenta del 2009 con el cierre del Banco Lehman Brothers existieron
muchos problemas con la operativa de los ETF. Pudimos observar como algunos desaparecieron por falta de liquidez y como otros se abrieron sus horquillas, como el caso que recuerdo de los ETF de Vietnam con horquillas del 80 % y todo ello por el problema de que muchos de estos ETF replican a los índices con futuros o estructurados y después por la depositaria de este dinero que estaba dentro del propio banco en el caso de Lehman Brothers era creador de varios ETF provocando el pánico en todo el sector .

Después se cambió la norma y en teoría se puso el dinero fuera del balance del banco y en otras entidades.

¿Por dónde puede venir el futuro de los ETF?

 Muy posiblemente por la gestión activa o de autor.

Imagínate que en vez de tener de comprar un Fondo o Sicav de un gestor que te guste su gestión y forma de trabajar con el retraso que conlleva esperar la operación a valor liquidativo pudieras comprar un ETF que esté replicando al segundo la gestión del gestor en tiempo real, este sería un paso importante para la industria, pero creo que por aquí vendrá la gestión en un futuro cercano.

LLuís Benguerel