LA IMPORTANCIA DEL MONEY MANAGEMENT – Por Alejandro lucas

Todos hemos oído decir alguna vez lo importante que es la gestión de capital (o money management) en nuestra operativa. Todos los sistemas, estilos de inversión, etc. tienen rachas buenas y malas, y hemos de saber sobrevivir a las malas con nuestra cuenta lo más intacta posible para poder capitalizar los buenos tiempos que seguro vendrán. Muchas veces nos focalizamos en encontrar nuevas señales o filtros para nuestro sistema, sin pensar que cada uno de ellos tiene situaciones favorables y desfavorables, y por mucho que lo mejoremos difícilmente será ganador en las situaciones más desfavorables. Y muchas veces se deja de lado la otra cara de la gestión, el “money management” o el criterio que utilizamos para decidir cuánto dinero arriesgamos en cada uno de nuestros trades, cuando sobre esto quizá si podríamos actuar. Para ilustrar la importancia de una buena gestión de capital, voy a explicar algunos ejemplos sacados de la vida real.

Una vez vi una curiosa oferta de trabajo para traders algorítmicos: Una boutique de trading garantizaba durante un año un salario de 1 millón de libras a quienes superasen cierta “prueba”. Esta consistía en desarrollar un sistema sobre activos forex y enviar sus señales. El sistema tenía como requisitos hacer un mínimo de operaciones durante un año con un porcentaje ganador determinado y cumpliendo con una ratio entre el stop loss y el take profit (creo recordar que hacer 100 trades ganando un 55% de las veces con un beneficio-riesgo 2:1). Apuntarse a esta original prueba tenía un precio, pues claro, un trader “ha de ser capaz de arriesgar su propio dinero” en el sistema en el que cree. Unos días después de leerlo, caí en donde estaba el “truco”, ¡Eras tú mismo quien obtenías ese rendimiento espectacular! Efectivamente, con un sistema que proporcione esos rendimientos, es posible multiplicar por 1000 una cuenta aplicando un money management sencillo llamado antimartingala, consistente en arriesgar en cada operación un porcentaje del capital disponible. (Concretamente, arriesgando un 6.75% de la cuenta en cada trade un sistema con esas ratios ¡Convertiría 1000€ en 1.093.648€ después de 100 trades!). Obsérvese que al arriesgar siempre un % de nuestro capital, cuando más dinero tenemos es cuando más arriesgamos, lo cual es una condición indispensable de los buenos algoritmos de money management.

La segunda historia también tiene que ver con la gestión del dinero. Una persona me pidió que vigilara las operaciones de unos “gestores” que le trabajaban una cuenta de forex. Inicialmente iba bien, y las entradas del sistema tenían buena pinta. El problema empezó a verse con la primera racha de pérdidas. Cuanto más perdía el sistema más arriesgaba para recuperarse rápido de esas pérdidas. Normalmente terminaba haciéndolo, a costa de convertir el saldo de la cuenta en una montaña rusa. Cuando me di cuenta de lo que ocurría y le aconsejé que cortara esa operativa, no me hizo caso: “Esta gente sabe lo que hace”, “al final siempre cerramos ganando”. Pero llegó la vez que no: al cabo de unos días la cuenta estaba a cero.

Como inversores, es muy natural que queramos recuperarnos de las pérdidas cuanto antes mejor. Pero hay algo que debemos saber antes de tomar decisiones de inversión o de confiar nuestros ahorros a un tercero: si nos dejamos llevar por este impulso y “doblamos la apuesta” nos estaremos suicidando financieramente. Un mal money management siempre termina mal, incluso aunque lo apliquemos sobre un buen sistema (que tenga esperanza ganadora). Por el contrario, un buen money management puede prolongar en el tiempo nuestras rachas de pérdidas, pero a la larga convierte los sistemas buenos en extraordinarios.

Alejandro Lucas